sábado, 19 de septiembre de 2015

CEMENTERIO PÈRE LACHAISE, PARIS. UN PARQUE QUE NOS RECUERDA QUE TODOS SOMOS IGUALES.



Visitar el cementerio mas grande de París, aunque suene raro, es muy agradable. Yo lo he hecho una tarde de verano, cuando el sol hacia subir el termómetro a mas de 30 grados y, aún a pesar de eso, ha merecido la pena. El cementerio de Père-Lachaise es una gran extensión de terreno, situada en el arrondisement XX ième de París. La línea de metro llega hasta sus puertas. 

Allí se encuentran las tumbas de unas 70.000 personas ilustres de Francia y otros países, así como algunos anónimos o menos conocidos; todos ellos rodeados de una plantación de mas de 3000 árboles y con un trazado de calles que simula una ciudad con diferentes distritos, como el de músicos donde encontraremos la tumba de Chopin rodeada de otros ilustres colegas.

También están la célebre Edit Piaf, Moustaki; o bien multitud de personajes celebres, como Molière.

Los que gusten del romanticismo, que menos que visitar la tumba de Abelardo y Eloisa, representantes reales de una bella historia de amor y que permanecen para la posteridad, en un monumento dedicado a la pareja.

Bonita también, es donde yace el arquitecto que diseño este cementerio, bajo el mandato de Napoleón ya que en esa época, los múltiples cementerios que rodeaban las iglesias estaban repletos de cadáveres, hasta el punto de que el olor y las condiciones de higiene eran tan lamentables que viendo que la iglesia solo se ocupaba de las almas, y no del cuerpo terrenal, higienizando los terrenos, Napoleón proyecto la creación en los extramuros de París de este cementerio. En un principio, dado que los enterramientos se hacían a pie y quedaba bastante lejos de la ciudad, los Parisinos se negaban a utilizar estos terrenos, por aquel entonces se ideo traer los restos mortales de algunos franceses célebres y así fue como poco a poco se fue dando al cementerio tal notoriedad que muchos personajes eligieron yacer en compañía, en esos terrenos.

Hoy es un cementerio parque, con agradables calles por donde pasear mientras se visitan las tumbas y monumentos funerarios. 



No voy a extenderme hablando del cementerio, podréis buscar toda la información sobre Internet,  sino recordaros que es un bonito lugar a visitar, tranquilo, agradable y donde los pensamientos nos hacen llegar a la conclusión que al menos hay un lugar en este mundo donde todos somos iguales.




Publicar un comentario