sábado, 15 de agosto de 2015

SOPA DE PATATA RALLADA Y ZANAHORIA. UN BUEN PLATO PARA UNA DIETA DE ENFERMOS



Hace muchos años que me gusta comer esta sopa, mi madre no solo la preparaba cuando tenia gripe o  tras una fase de enfermedad sino que era un plato del menú habitual. Estos días tengo a una amiga enferma y me dice que no puede comer casi nada porque casi todo le hace daño a su organismo, así fue como recordé la sopa que tenia olvidada en los últimos tiempos y he de decir que de nuevo formará parte de mis menús habituales.
Mi amiga la ha probado y le ha gustado, me ha pedido la receta y le he prometido subirla al blog para que siempre la tenga a mano si quiere hacerla. 
Los ingredientes como la patata y la zanahoria son bastante bien tolerados cuando nuestro aparato digestivo esta afectado por alguna alteración, por otra parte esta sopa contiene mínima materia grasa. Puede que algún día, cuando no tenga obligaciones laborales y pueda dedicar mucho mas tiempo al blog, haga las recetas con los cálculos calóricos y nutritivos de cada una de ellas o la mayoría, pero por el momento no puedo comprometerme nada mas que a nivel de comentarios generales, como es el caso de recomendar esta sopa en las fases de recuperación de una enfermedad, sobretodo porque los platos siempre se les da un toque personal y los ingredientes pueden variarse ajustándolos a nuestras necesidades, quiero decir que si queremos dieta muy pobre en grasa aun podemos disminuir un poco mas la materia grasa. Es muy bien tolerada por el aparato digestivo.


INGREDIENTES



  • 1,5 l. Caldo de verduras ( se puede hacer con dos cubitos de preparar caldo)
  • Una patata grande
  • Dos zanahorias
  • Dos huevos
  • 25 grs de mantequilla.
  • Sal y Azafran



PREPARACION



En una olla verter el caldo de verduras, o bien colocar 1,5 l de agua con los dos cubitos, la mantequilla y el azafrán y llevarlo a la ebullición.

 2º Mientras, pelar la patata y las zanahorias y pasarlas por la parte gruesa de un rallador para que nos queden finas tiras de patatas y zanahoria

Cocer los huevos en agua hirviendo durante doce minutos y pasado ese tiempo introducirlos en agua fría

Añadir la patata y la zanahoria al caldo en ebullición y dejarlo hervir durante unos 15 a 20 minutos

 Dejar reposar y antes de servir añadir los huevos duros rallados.


NOTA: Si se prefiere puede usarse caldo de ave .  Al dejarla reposar la patata soltará todo el almidón y le dara consistencia . Los cubitos para preparar caldo aportan sal, se debe de probar antes de rectificar la sal.


Publicar un comentario