miércoles, 22 de marzo de 2017

TRIGO SARRACENO O ALFORFON







Hoy doy paso a presentaros un producto alimenticio que hace muy poquito tiempo que conozco. Me refiero al Trigo sarraceno, también llamado Alforfón, grano turco o trigo negro. El caso curioso es que no se trata de un cereal, ya que no pertenece a la familia de las gramíneas. Os preguntareis como lo he conocido y porque lo he añadido a mi alimentación. Primero decir que últimamente me han etiquetado de múltiples intolerancias alimentarias, entre las que presento están al trigo y al arroz. O sea que en mi dieta, por el momento, he de excluir trigo y arroz. No os imagináis lo difícil que puede llegar a ser eso, en una cultura en que el trigo y el arroz están tan arraigados. El día que me dijeron de suspender estos alimentos en mi alimentación sentí como se cerraban un montón de puertas que tocan al placer de la gastronomía, pero soy positiva, así que rápidamente me puse a buscar entre los alimentos comercializados, que podía utilizar y como lo integraría en mi alimentación. La primera vez que llegue a la tienda de productos ecológicos en busca de cereales, que no fueran trigo ni arroz, vi el cartel de trigo sarraceno y lo pase rápidamente, ya que pensé que se trataba de una variedad integral del trigo. No utilizar nada de trigo ni arroz en la dieta complica mucho el tema para comer  pan, y ademas si se añade que también mi intolerancia es a la levadura, o bien me pasaba al mundo de la verdura y olvidaba los cereales, o tenia que investigar un poco mas. Cada día que iba a la compra y me fijaba en las etiquetas veía como el trigo sarraceno lo aconsejaban en los celiacos y esa fue la pista para que investigara. Cual no seria mi sorpresa cuando me entere que se trataba de una herbácea que nada tenia que ver con las gramíneas y por supuesto con el gluten, aunque curiosamente yo no tolero el trigo pero si el gluten, al contrario de muchas personas que simplemente han de eliminar el gluten de su alimentación. Pues vaya de entrada la primera información positiva: El trigo sarraceno no lleva gluten, por lo que puede ser utilizado por todos aquellos que presentan intolerancia al gluten.

Investigando un poco mas descubrí que China es el principal productor, seguido de Rusia  y Ucrania. También en Polonia y en la Bretaña Francesa. En España no hay mucho cultivo pero si existe algo en Cataluña.

En cuanto a sus cualidades, aporta muchas proteínas, magnesio, potasio y fósforo ademas de gran cantidad de hidratos de carbono y fibra. En Japón, gran consumidor de trigo sarraceno, se ha visto que esta asociado a una disminución de enfermedades cardiovasculares. En sus hojas y granos existen flavonoides que aumentan la elasticidad de los vasos sanguíneos, impidiendo su endurecimiento. Muy aconsejado en hipertensos y cardiópatas. No solo ayuda a mantener el control de la hipertensión, sino los niveles de colesterol bajo y en las últimas investigaciones parece ser que la harina de alforfón controla la obesidad, ya que al comer este alimento uno siente mas saciedad. En la diabetes también es aconsejado al reducir los niveles de glucemia en sangre.

Después de leer todas las ventajas de una alimentación en la que se incluye este alimento, no tenia ninguna duda de probarlo y ahí he tenido la suerte de contar con Olga, que es ucraniana y me ha enseñado a preparar alguna receta  como se hace en su país. Lo he probado y particularmente a mí me gusta su sabor, así que desde hace poco tiempo se ha incorporado, en sustitución del arroz, en mi alimentación. Os animo a que también lo probéis y, en breve, os subiré la receta de como lo preparan en Ucrania.¡ Ah!, los Bretones, en Francia lo utilizan muchísimo en sus "galettes de blè noir"
Publicar un comentario