miércoles, 29 de octubre de 2014

CALABAZA EN PASTEL O EN TARTA. POSTRE PARA LA NOCHE DE HALLOWEEN

Hace unos años creía que la noche de Halloween nada tenia que ver conmigo, que era una fiesta absolutamente americana. Poco a poco vi como cada año arraigaba mas fuerte y un día me plantee leer un poco su historia. ¡Sorpresa!. la fiesta que yo creía tan americana descubrí que era una fiesta de mis ancestros celtas, así me entere que para los celtas era la transición hacía el nuevo año. La noche del 31 de octubre la linea que separa los dos mundos, el terrenal y el "otro mundo",  se estrecha de tal forma que los espíritus pueden cruzarla y vagar entre nosotros. A partir de esa idea salieron parte de las leyendas que rodean la fiesta. Es el periodo de las manzanas y calabazas, así como castañas; tres productos incluidos en la gastronomía de estas fechas. Actualmente la calabaza hueca con una luz en su interior es el icono de Halloween, y por derivación un postre de calabaza acompaña a la perfección si queréis festejar este día/noche. 
He de confesar que no sabía ninguna receta, así que mire por internet varias y con las que leí compuse mi opción, que es la que os transcribo.
Los niños participaran gustosos en la decoración de la tarta.
Os presento dos opciones como presentación final, redonda en forma de tarta con una base de pasta quebrada o bien en tipo pastel cocido al "baño maria" en el horno. 

INGREDIENTES

  • 500 grs de calabaza en trozos
  • 3 huevos
  • 150 ml de nata
  • 150 grs de azucar
  • 1/2 cucharilla de canela
  • 1/2 cucharilla de jengibre molido
  • 1/4 cucharilla de sal
  • (10 galletas "maria" opcional)
  • Una lamina de pasta quebrada (comprada)
  • Chocolate negro para decorar

PREPARACION


Calentar el horno a 180º 

Colocar los trozos de calabaza ya limpia, sobre papel de aluminio

Cerrar el paquete para asar en el horno la calabaza

Meter durante 35 a 40 minutos la calabaza a hornear 

Pisar con un tenedor la calabaza ya asada y mezclar con el azucar

Batir los huevos sin levantar espuma, y mezclar con la nata

Añadir a los huevos y nata el pure de calabaza con el azucar,  sal, canela y jengibre

Extender la lamina de pasta quebrada y cubrir la base de un molde. Se puede pinchar con un tenedor para evitar que suba y hornear diez minutos.

Sacar la base de la tarta y rellenar con la mezcla de la calabaza y resto de ingredientes

10º Hornear durante unos 40 minutos. Al pinchar con una brocheta esta ha de salir limpia

11º Si se prefiere hacer un pastel, se untara con mantequilla un molde tipo cake y se vertera la mezcla de calabaza y resto de ingredientes en el molde. En este caso se horneara colocando el pastel sobre un recipiente con agua, para hacerlo al "baño maria". Se comprueba con la brocheta si esta hecho

12º Una vez cocido, sacar del horno y enfriar, para posteriormente decorar con chocolate derretido.











Publicar un comentario