domingo, 12 de octubre de 2014

SALSA DE MANGO "DIVINA". UN BUEN ACOMPAÑAMIENTO PARA CARNES

Una salsa de mango, con sabor a mango, asociada a una combinacion agridulce y con toque picante…Esto fue lo que imaginé cuando leí la receta en una de mis vistas a uno de los blogs que frecuento,  Salsa de mango y cítricos en "Contacto con lo Divino", no lo dude ni un instante y me dije: -esta la pruebo- ,  porque para mi paladar,  el mango ha pasado de ser una fruta con sabor extraño, a una delicia que cada día me engancha mas.
Tenia la fiesta del pueblo cercana y rápidamente vi que esta salsa bien podría ser una alternativa a la agridulce de mostaza y miel que pensaba poner con la carne. El resultado ha sido tan espectacular que tengo que transmitir  aquí la receta, sacada del blog que os dije, como en el momento de hacerlo en la cocina no disponía de conexión con internet, la prepare de memoria y la adapte ligeramente porque le añadí el pimiento amarillo, que en principio parece que no lleva, pero que si lo añadís no esta nada mal. Como se trata de un sabor suave acompaña muy bien. La guindilla era del huerto familiar y en principio, en el blog de "contacto con lo divino" comentaba que como no picaba suficiente añadió mas en seco, yo sencillamente lo que hice fue añadir las semillas porque ya sabéis que en realidad donde se encuentra mas cantidad de capsicina, que es lo que hace picar, es en las semillas, así que el resultado fue excelente. Mi familia aprobó con una nota alta la salsa. Otro punto a su favor es que si se hace en demasía se puede congelar y tenerla lista para futuras ocasiones. En realidad yo prepare el doble de los ingredientes y eso fue lo que hice. Animaros a hacerla, es rápida de hacer y un modo mas de probar la gastronomía de otros países. Esta salsa, aunque yo la copie de un blog argentino, su origen es del Perú. Por ultimo, yo la bautice como salsa de mango "divina",  porque nos gusto mucho y porque ha sido en este blog donde la encontré 


INGREDIENTES



  • Un mango
  • Una naranja
  • Un limon
  • Una cebolla pequeña
  • Un pimiento amarillo
  • Una guindilla roja
  • Dos cucharadas soperas de azúcar
  • Media copa de coñac
  • Sal y tres cucharadas de aceite de girasol


PREPARACION



Picar la guindilla el pimiento y la cebolla en cuadraditos

 Poner a pochar la cebolla en el aceite, durante cinco minutos, luego añadir el pimiento amarillo y la guindilla y dejar que se haga suavemente hasta que la cebolla toma su aspecto de transparente. Yo la deje mas de media hora suavemente. Salar

Añadir el coñac y continuar la cocción hasta que se reduzca todo el acohol, otros diez a quince minutos

Añadir el azúcar y continuar con la cocción hasta que todo tome un aspecto de caramelo brillante y con un color tostado a caramelo, pueden ser diez a quince minutos mas, todo depende del fuego.

Mientras la cebolla se carameliza preparamos el mango, lo pelamos y hacemos cuadraditos

Exprimimos el jugo del limón y la naranja. Para obtener mas jugo han de estar a temperatura ambiente


Una vez que la cebolla con el azúcar esta lista, lo pasamos a una trituradora. Yo utilice la thermomix que para emulsionar es estupenda

Añadimos la cebolla con el azúcar y le asociamos el jugo de naranja y limón mas el mango

Trituramos todo hasta homogeneizar, en la thermomix yo lo hago un minuto pasando de velocidad 5 a 10, queda perfecto, pero no es imprescindible;  se puede hacer con otro tipo de trituradora, pero se tendrá cuidado de que quede bien homogeinizado.

NOTA: Como os comente, la podeis congelar sin problemas. Además de probarla con la carne, la hemos comido con una tortilla de patata y esta excelente!!! Es una idea que os sugiero, darle este toque un tanto exótico a una simple tortilla de patata, a la gente que le guste lo picante le va a encantar. Probarla y decirmelo :)



Publicar un comentario