domingo, 19 de octubre de 2014

PATE DE SALMON. UN ENTRANTE DE FIESTA


El pate de salmón es un entrante de fiesta, muy rápido y fácil de hacer y que suele gustar a muchísima gente. Ya estamos a finales de octubre y he comenzado a pensar que pronto serán las fiestas navideñas, con ellas comenzaremos a plantearnos que pondremos en la mesa para festejar con nuestra familia y amigos, así que he pensado en subir algunos platos que pueden luego hacerse en esas fiestas. Será un modo de compartir este año, con todos vosotros, las navidades. Este plato es un clásico en mi familia, mi madre lo ha hecho y decorado de multitud de formas diferentes, con caviar, con rosas de salmón ahumado, con mayonesa o salsa rosa en manga pastelera y boquilla, para realizar bonitos dibujos…pero siempre debajo de los adornos, el mismo pastel. En esta ocasión yo lo había hecho para la  fiesta de mi pueblo y en realidad no tenia adornos que ponerle, así que fui al huerto de la familia y le coloque una rama de albahaca y lo rodee de unas lonchas de otro de los pasteles que ya os he puesto el post: Pastel de jamón y queso. Seguro que estas navidades lo repetiré porque ademas es tan rápido de hacer y gusta tanto que lo que os he dicho, es un clásico en la mesa de mi familia.

INGREDIENTES



  • 100 grs de salmón ahumado
  • Dos huevos cocidos
  • Tres pimientos del piquillo asados (en lata)
  • 250 grs de requesón
  • Tres cucharadas de mayonesa
  • Cinco hojas de gelatina
  • Dos cucharadas de leche
  • Sal y pimienta blanca



PREPARACION








Poner a remojo la gelatina














Moler la pimienta en grano











Colocar el salmon, los huevos, los pimientos en tiras, el requesón, la mayonesa, sal y pimienta en una trituradora. Yo utilizo la thermomix, pero puede servir cualquiera. 










Mezclar todos los ingredientes hasta hacer una consistencia de granulado fino











Disolver la gelatina en las dos cucharadas de leche tibia y añadirlas al preparado y revolver

Probar y rectificar sal y pimienta

Verter en un molde y meter en el frigorífico un mínimo de doce horas










Desmoldar y adornar.









NOTA: Este pastel puede guardarse congelado sin ningún problema. Se sirve con pan tostado y acompañado de salsa rosa o mayonesa según las preferencias, incluso sin salsa de ningún tipo.
Publicar un comentario