jueves, 14 de mayo de 2015

LAGO COMO: BELLAGIO Y MENAGGIO. VIAJE POR ITALIA: DE LA TOSCANA A LOS DOLOMITAS




20 de junio de 2014

LAGO COMO: BELLAGIO. MENAGGIO

Desperté a las siete de la mañana, increíblemente en mis vacaciones suelo mantener mis horarios de sueño,  me gusta disfrutar del día y la claridad del sol sobretodo cuando se visitan lugares nuevos. Quiero lavar mi pelo y me he encontrado con un sistema de agua caliente que no entiendo como funciona, se que hay que poner un euro pero  finalmente después de apoyar mi dedo en todo lo que pudiera ser el mecanismo que pone en marcha el sistema, decido ducharme con agua fría, hace una temperatura muy agradable a pesar de las horas matutinas y un poco de agua fría revitaliza.
Hacemos un desayuno de los nuestros, me refiero a desayunos contundentes y no a beber una taza de café rápido, sino hacer un desayuno con cuchillo y tenedor que nos prepara para el día. Como ya conocemos el recorrido hacia el embarcadero, cada vez lo hacemos en menos tiempo, hoy visitaremos Bellagio, uno de los pueblos mas bonitos que bordean el lago y antes de llegar nos leemos un pequeño resumen de lo que podemos encontrarnos.


Bellagio . Localidad Italiana situada en el Lago Como, en la región de Lombardía. Situada justamente en la intersección de las tres ramas que forman el Lago. En la parte alta del pueblo, está la basílica románica de San Giaccomo. Son famosas su lujosas mansiones: Villa Melzi , situada al final del paseo. El interior de la villa no se puede visitar, solo los jardines en los que se encuentra un pequeño museo y la capilla;  Villa Serbelloni,  hotel de lujo donde se puede tomar un café a la orilla del lago.
La Piazza Mazzini es el centro neurálgico del pueblo, se encuentran los muelles donde atracan los barcos. Cuando desembarcamos me encuentro con un pueblo absolutamente turístico, lleno de tiendas de cristal de murano, pañuelos de seda y bolsos de cuero. Hay varias tiendas de marcas y unos bonitos soportales en arcos. Lo primero es tomar un café  y escogemos el café Rossi, hoy tengo decidido pasar un día de turista, tranquilamente pasear, comer y disfrutar del ambiente. Me encantan los sombreros y con las temperaturas que se registran estos días, me decido a conseguir uno que me sirva para disminuir las consecuencias del sol. Al fin vi uno por 22 euros y aprovecho el momento para preguntar donde puedo comer bien en el pueblo. Es una cosa que suelo hacer, preguntar a los lugareños donde ellos me recomiendan ir a comer y suele darme buenos resultados. Me dirigieron a un restaurante llamado “la linterna”, que quedaba en una escalinata. 


Productos típicos es lo que dije que quería probar y así fue como nuestro menú consistió en unos entremeses de queso y salami, pasta casera por supuesto, y  aprovechamos para pedir un plato que era una especie de degustación de pasta, compuesto por lasaña con tallarines y unos spagetti rabiata, y queso de la región que resulto un poco salado, todo regado con un vino de la casa. Aunque yo no soy dada a las cosas dulces si que quise probar el tiramisú de la casa y finalmente un buen café italiano que como detalle nos traen con unas rosquillas, lástima que no pueda probarlas; dada la comida y la temperatura, que supongo excede los 32 grados, es imposible que yo pruebe algo mas. Cuando salimos del restaurante el calor del asfalto nos invade, habíamos pensado tomarnos un helado sentados en una terraza, pero la pasta ha ocupado todo espacio y es imposible que pueda ingerir alguna cosa mas, ni tan siquiera un vaso de agua, durante un buen rato lo único que podre hacer es la digestión. Con gran pesar, el helado proyectado queda anulado.


Bellagio me ha parecido muy turístico y comercial, me ha gustado mas Varenna como pueblo mas pintoresco, pero en gustos no hay nada escrito, puede que haya personas que prefieran Bellagio, sobretodo si están interesadas en ir de compras, porque la sensación es que en Bellagio se viene a comprar. La seda es uno de los productos que los turistas buscan para llevarse algún souvenir, pero me encuentro tan agobiada por el calor que no me apetece hacer una tarde de tiendas, yo no soporto fácilmente las altas temperaturas y además prefiero visitar el pueblo de Menaggio, que en las guías dicen que es bonito. Volvemos sobre nuestros pasos y vamos al embarcadero, para tomar el barco. Me parece muy buena idea un minicrucero por el lago, pienso que de seguro la brisa amainara el calor que siento,  pero no es así, el sol calienta tanto que ni la brisa alivia. Nos ponemos rumbo a Menaggio, que esta justo en frente de Bellagio.


Menaggio es un pueblecito pequeño, cuando desembarque del ferry, continué sin hacer giro, siguiendo la carretera, pero pronto nos dimos cuenta que la parte mas bonita no era por allí, aproveche para entrar en una tienda de ultramarinos de toda la vida, de las que utilizan la gente del pueblo no de turistas, y compre una botella de “aperol”, ese aperitivo que tanto me gusta y que todos los días pido. Supuse que al no ser la zona tan turística el precio seria el justo. Aproveche para preguntar donde era el centro del pueblo ya que estábamos un tanto desviados. Me sentí decepcionada, quizás el calor influyera pero no me pareció un pueblo como para visitar especialmente, la parte mas bonita esta en la costa, donde encuentras un paseo que tenía varios puestos de mercadillo. 


Pronto se llega a una plaza redonda bordeada de restaurantes y al fondo se ve el campanario de la iglesia. Me encuentro tan cansada y con tanto calor que descarto aumentar el tiempo dedicado a este pequeño pueblo, y decidimos dar por finalizada la excursión.
Son varios los pueblecitos que bordean el lago Como, yo he escogido Varenna, Bellagio y Menaggio para una visita, no podemos ver todas las cosas y tenemos que hacer una selección, y como resumen de estos tres pueblecitos el orden de preferencia es ese mismo. Si solamente tengo que escoger uno, escogería para mi gusto Varenna por ser pintoresco, lleno de colorido, y diferente, Bellagio es demasiado comercial, si el turismo que deseas es ir de tiendas entonces es mejor escoger Bellagio.


Para terminar el día el pequeño crucero del ferry hace  muy agradable el regreso, ya tenemos en mente tomarnos un descanso en el bar del área de Colico, pues es una zona muy agradable para reposar y disfrutar, así que concluimos las “visitas de pueblos del Lago Como”,  ya que si se visitan lugares  cuando uno esta muy cansado, no solo no se aprecian sino que uno se lleva una idea negativa.

Os dejo algunas vistas del minicrucero  por el Lago.










 NOTA: Información para autocaravanistas

El área de Colico cuesta 18 euros/noche, por los tres días hemos pagado 54 euros.
Latitud: ( Norte) 46.14141º o 46º 08’ 29´´
Longitud: (Este)   9. 37496º o    9º 22´29´

El barco navega por el Lago en un horario amplio. El billete de Colico a Bellagio fue 19,40 euros por persona, se puede sacar en la taquilla o bien dentro del barco, en ambos casos el precio es el mismo.



Publicar un comentario