jueves, 7 de agosto de 2014

PLATO DE FIESTA: POLLO RELLENO.

El fin de semana mi familia suele reunirse en torno a la mesa, algunas veces tenemos celebraciones, ya sea un cumpleaños o alguna fiesta de las marcadas en el calendario, pero muchísimas veces se trata de una reunión de familia que es la mejor fiesta para celebrar. En esta ocasión quise darle un toque diferente al menú, por eso opté por un pollo relleno de carne de ternera y huevos con pimientos, algo muy sencillo de preparar y que resulta espectacular. Con unos entrantes y una buena ensalada ya disponemos de un rico, equilibrado y nutritivo menú de fiesta.

Ingredientes: (para 10-12 personas)


  • Un pollo de corral de dos kilos y medio
  • Ochocientos gramos de ternera picada
  • Siete huevos
  • Un bote de pimientos del piquillo asados
  • Una taza de miga de pan
  • 100 cc de leche
  • 125 ml de aceite de oliva
  • Una copa de coñac
  • Un vaso de vino blanco
  • Dos cebollas medianas
  • Ocho dientes de ajo, dos cucharadas de perejil picado
  • Sal y pimienta


Preparación:


1º Deshuesar el pollo

Machacar cuatro dientes de ajo con sal, en el mortero y adobar el pollo deshuesado por dentro y por fuera, reservar la mitad para el relleno. Pimentear todo el pollo incluido su interior

Mezclar la carne picada de ternera y la carne del pollo que se extrae una vez sacado el caparazón, al limpiar los huesos y adobarla con el ajo y la sal reservada en el mortero.

Añadir la miga de pan humedecida en leche, y los tres huevos batidos, perejil y pimienta. Mezclarlo todo junto

Cocer los cuatro huevos restantes en agua con sal, durante 12 minutos una vez que hierva el agua, y reservar.

Con una aguja colchonera e hilo de bridar, coser la piel del pollo, dejando solamente el agujero del dorso para permitir meter el relleno.

 Colocar la mitad del relleno dentro del pollo

Colocar en fila los cuatro huevos cocidos, alienadamente y los pimientos del piquillo en tiras

Cubrir los huevos con el resto del relleno

10º El pollo ya relleno estará listo para coser. Hacerlo de modo que se trate de una costura continua, para que una vez cocido, al tirar por el hilo éste salga sin dificultad.

11º Dar forma al ave y sujetar los muslos pegados al cuerpo, lo mismo que las alas, para ello puede ser preciso atarlo con el hilo de bridar.

12º En una cacerola que se pueda meter en el horno, colocar una capa de cebolla en rodajas sobre la que se colocara el pollo relleno y formado. Cubrir con rodajas de cebolla la parte superior del pollo.

13º Echar por encima de la piel del pollo el aceite caliente con los cuatro ajos restantes, que previamente se habrán frito un poco. Esto será para engrasar la piel del pollo y que no se queme en el horno

14º Añadir el vino blanco y meterlo a asar en el horno a 180º durante hora y media a dos horas

15º Se acompañara de su propia salsa

NOTA: el tiempo de cocción vine a ser una hora y media para esta cantidad de pollo, pero todo dependerá del horno. Como regla general, el pollo cuanto mayor sea, el horno se ha de poner a menos temperatura para que de tiempo a asarse por dentro, si está fuerte se quemaría externamente sin dar tiempo a que la carne se haga.

  El secreto para saber si el pollo esta hecho es pincharlo con un tenedor entre el muslo y la pechuga, si el jugo que sale es blanquecino el pollo estará hecho, si sale sanguinolento es que aun le quedan algunos minutos. 

Durante todo el asado, el pollo se ha de regar con el jugo que suelta para que la piel no se reseque y queme.

Una vez cocido, el pollo se saca a una fuente y la cebolla con los jugos de cocción se pasan por un pasapures para obtener la salsa. Si esta muy grasa se puede desgrasar un poco y añadir un poco de caldo o bien agua dejando reducir a fuego fuerte. Se sirve en salsera

Publicar un comentario