sábado, 16 de agosto de 2014

COMO COLOCAR LA SERVILLETA EN LA MESA. NORMAS DE PROTOCOLO


Fue en mi viaje a Italia, Milán, cuando ojeando información sobre el castillo de la familia Sforza, leí la historia de la “servilleta”, su origen e inventor. Parece ser que Leonardo Da Vinci fue el primero que se le ocurrió la idea de hacer un trozo de tela para que los invitados pudieran limpiar sus manos y no hacerlo en los manteles, como hasta entonces se venía realizando. Leonardo se encontraba verdaderamente escandalizado de las actitudes de los invitados, y del propio Duque Ludovico Sforza, Gobernador de Milán, que en los banquetes utilizaban el mantel para limpiar sus manos y cuchillos, eso si no lo hacían en los faldones de los invitados cercanos o bien, sobre los lomos de un conejo vivo, ataviado de cintas, que el propio Duque mandaba atar a los pies de las sillas, para que los invitados lo utilizaran para tales menesteres. Leonardo, totalmente compungido dedico su mente a idear una solución para evitar esta barbarie y así fue como invento la servilleta, un trozo de tela que colocaba enfrente de los platos de sus invitados. Al principio fue todo un desastre, porque los invitados no sabían que hacer con el trozo de tela, ocurría de todo, desde el que lo usaba para sonarse la nariz, limpiar los zapatos e incluso algunos para guardar los alimentos que sobraban en los banquetes y así llevárselos mas cómodamente a su casa. Aunque al principio la idea no cuajo, poco a poco se fue imponiendo y comenzaron a utilizar en los banquetes pequeños paños bordados y hacer todo un arte en la decoración y doblado de aquellos pequeños trozos de tela. Ya tenemos quien fue el inventor de la servilleta actual, aunque en la historia hay referencias que los egipcios y los griegos utilizaban la servilleta.
Hoy en día no se imagina nadie una comida sin un trozo de tela o papel que sirva de servilleta. Una pregunta habitual referente a su uso, cuando ponemos una mesa, es decidir donde se coloca la servilleta. Pues bien, hay varias escuelas, unos la colocan a la derecha, otros a la izquierda y, no pueden faltar, los que dicen que sobre el plato. 
Los tres lugares parece ser correctos, excepto uno, que en ocasiones se coloca, pero que esta fuera del protocolo y es dentro de la copa. 




NUNCA COLOCAR UNA SERVILLETA EN EL INTERIOR DE UNA COPA, solamente podríamos hacer eso en una comida muy intima,  familiar e informal, donde las reglas de protocolo se pueden saltar.
Ya tenemos el lugar de colocación pero nos falta saber como se coloca. Lo mas protocolario es doblado en rectángulo, a lo sumo en triángulo, sin darle mas vueltas. Todas las formas artísticas de doblar las servilletas están bien, pero para utilizarlas de forma informal y en ámbito privado.  Si de verdad queréis seguir el protocolo, no os compliquéis, en rectángulo o en triangulo al lado derecho o izquierdo y seréis las perfectas anfitrionas.


NOTA: En las fotografias podéis observar un gazapo :) fijaros en la servilleta que es la que esta bien colocada, pues los cubiertos esta cambiada la cuchara y el tenedor. 
Publicar un comentario