lunes, 22 de septiembre de 2014

LAS ARENAS DE LUTECIA, (LES ARENES DE LUTECE). RINCONES DE PARIS PARA NO OLVIDAR



Pasar un fin de semana en París es una buena opción de viaje, aunque no digo nada nuevo o que no se sepa. Lo mas típico es visitar la Torre Eiffel, El Museo de Louvre, pasear por les Champs Élysées y dar una vuelta por el Quartier Latin, pero París tiene cientos de espacios para visitar, lo que hace que podamos planificar varios fines de semana en la ciudad de la luz. Mi última visita ha sido para sentir la sensación de vivir Paris, no de ser turista en Paris.
En esta ocasión he visitado “Las Arenas de Lutecia”, restos de la antigua colonización romana. 

Te diriges a la Rue Monge y en el numero 49 te encuentras con una entrada de piedra que te comunica con el pasado. 
Es un túnel del tiempo que te transporta a un anfiteatro romano. 
Le pones imaginación, cierras los ojos y oyes  el clamor de 17000 personas que se eleva en el aire; el rugido de las fieras formando parte del espectáculo; la sangre en la arena … Es impresionante sentir como te transportas en el tiempo.

Este anfiteatro fue descubierto cuando hacían esta calle parisina, en realidad una empresa de autobuses pretendía hacer un lugar de estacionamiento y se encontraron con los restos, afortunadamente se decidió parar las obras y conservar lo que representa  cultura y  civilización del hombre. Víctor Hugo escribió una carta, al entonces alcalde, en la que como muy bien decía, “no solo se conserva, sino lo mas importante, que es dar ejemplo”. Gracias a las personas que han luchado por eso, tenemos hoy en día la posibilidad de disfrutar, en medio de una ciudad como es Paris, el poder recrearnos con un antiguo anfiteatro romano. 
Actualmente los parisinos lo disfrutan como un parque, en el que los niños juegan a la pelota, mientras los adultos lo hacen a la petanca.
Aconsejo su visita y sobretodo, imaginar cuando estas dentro, las batallas entre gladiadores, fieras e incluso batallas navales en este espacio de menos de cincuenta metros de radio. 


Estos días, los jardineros hacían una especie de concurso sobre las ilusiones de las flores, he dedicado una parte de la visita a participar en el juego.
Buscar flores de plástico entre las reales, jardineros escondidos, o vivir la sensación de una semilla que brota en la tierra.
Todos son juegos de ilusión que hábilmente plantean y entretienen.


Puede que cuando visitéis Las Arenas de Lutecia no exista esta posibilidad de la ilusión con las flores, pero una de las salidas de Las Arenas de Lutecia, es al Jardín de Plantas, otro lugar entrañable de París. Te pierdes entre diferentes jardines, arboles y pequeños recorridos que te desconectan de una gran ciudad para transportarte a la calma de la naturaleza. Si solo visitas dos días Paris, lógicamente hay multitud de lugares interesantes que puede que priorices, pero si tienes la suerte de volver o tener una estancia mas prolongada, aconsejo verdaderamente esta visita que solo llevara el tiempo que realmente quieras dedicarle, desde toda una mañana o un pequeño recorrido de dos horas, eso quedara a elección de todos vosotros.
Publicar un comentario