jueves, 5 de junio de 2014

CUENTO DEL QUESO.

Se encontraba, en un día primaveral, sentado a la orilla de un camino  un “paisano” de un pueblo, mientras reposaba de la dura labor del campo. Envuelto en papel de periódico, como se hacia antiguamente,  llevaba lo que se llamaba “ el bocau de las once”,  que no era otra cosa que un tentempié para mantener en silencio el rugir de tripas en espera de la comida de mediodía. De sobra sabía lo que contenía  el envoltorio, ya que él mismo se lo preparaba cada mañana; pero al ver como lo desenvolvía, mas se suponía que ignoraba lo que aquella hoja llena de letras guardaba; era tal ansia la que le generaba el hambre que, mas que abrir el paquete, lo destrozaba para conseguir lo que ocultaba en su interior; un hermoso trozo de pan de trigo, hecho la tarde anterior, acompañado de un buen trozo de queso.

Los primeros mordiscos eran rápidos, sin apenas dar tiempo a que sus dientes, mas bien escasos en número que no en longitud, masticaran el pan y el queso; pero pasados los primeros bocados fue aminorando, enlenteciendo la celeridad con la que comía. Ya iba por mas de la mitad del pan, cuando al coger lo que le quedaba del queso recordó a su primo, zagal de buen ver y mal estudiar, que decidió ir a probar fortuna por Europa y termino aterrizando en Francia; éste, solía venir los veranos a visitar la familia y en los atardeceres, después del arduo trabajo, todos se sentaban a contar y escuchar historias acontecidas, bien a ellos mismos u a otros. El francés, como le llamaban en familia al chico, era el que mas hablaba, ya que sus historias eran las mas interesantes para el resto de los reunidos. Cada año que pasaba iba olvidando cada vez mas su lengua materna y terminaba hablando una especie de jerga, en la que en medio de las frases en español colocaba alguna que otra palabra en francés. Al cabo de los años toda la familia conocía varias palabras francesas y se habían percatado de que en francés existían muchas con una gran similitud a las que ellos mismos utilizaban cada día. Así fue como se enteraron que al pan, en francés se decía “pain”; o bien a la harina, “farine”. Pues estaba el campesino entregado de lleno a sus recuerdos y comenzó a pensar llegando a la conclusión que, después de todo, la lengua francesa era fácil de aprender, ya que al pan, se le llamaba “pain” y era clarísimo que fuera así; pero fue cuando con sus manos cogió el queso y se dijo para sus adentros: - Estos franceses no hay quien los entienda, porque que llamen al pan, “pain”, es lógico porque ya se ve que es pan, pero que al queso le llamen “fromage” cuando esta tan claro que se llama queso! …


Este pequeño cuento lo he escrito en recuerdo de mi padre, siempre con mucho sentido del humor y que siendo yo muy niña me contaba de cómo viéndose tan claro que es queso no entendía porque le dicen los franceses “fromage” y creo que “pain” et “fromage” fueron mis primeras dos palabras que aprendí de la lengua francesa. Hoy en día, insisto una y mil veces, existe Internet y enlazando unas cosas a las otras, mire información sobre el camembert, porque tengo en mente una receta para haceros y ¿os podéis creer que he resuelto el enigma de porque los franceses al queso, viendo tan claro que se dice queso, le llamen fromage?. El queso es un alimento ya conocido de la época de los romanos y en latín era llamada caseus, de ahí derivo a la palabra queso, utilizada en español. En la época romana entre los legionarios se hizo famoso llamar al queso “formaticum” de caseus formaticum que significa queso moldeado. El francés es una lengua derivada, al igual que el español del latín, sencillamente para denominar el queso ellos derivaron la palabra de formaticum que paso a ser fromage.

Esta explicación me la encontré en la Wikipedia que prácticamente tiene contestación a la mayoría de las preguntas y realmente me parece que es muy lógico que haya sido así. Espero que este cuento corto y esta anécdota os haya sacado una sonrisa. A mi siempre me sale cuando recuerdo a mi padre contándome sus historietas. Mañana me voy, al fin, de vacaciones. Este blog hasta ahora solo ha sido desarrollado en una de sus facetas por lo que ha sido creado, la parte gastronómica o parte de la harina, mañana comenzare a desarrollar la parte de gasolina y aunque mis entradas de blog, puede que tengan alguna dificultad de salir debido a que no sé que conexiones de Internet me podré encontrar, quiero que sepáis que no esta abandonada para nada la idea de continuar….
Publicar un comentario