lunes, 28 de julio de 2014

SOPA DE AJO BASICA. UN BUEN RECONSTITUYENTE TRAS UNA NOCHE DE FIESTA

La sopa de ajo es una de las mas sencillas y básicas, con cuatro ingredientes y agua se hace un verdadero reconstituyente estomacal. En Asturias es una tradición el tomarse las sopas de ajo por  la mañana, después de celebrar durante toda la noche la fiesta de Nochevieja. Los ingredientes utilizados son mínimos. En esta receta os pongo una sopa básica, luego sobre ella pueden hacerse algunas modificaciones como es añadir jamón o chorizo, aunque lo mas habitual es añadirle huevo, ya sea batido sobre el caldo, con lo que hará los característicos hilos de huevo; o bien , añadirle el huevo entero, que quedara como escalfado en el caldo. En esta ocasión he querido que veáis como algo tan económico, como agua , pan y ajo, con unas cucharadas de pimentón, terminan haciendo un rico caldo reconstituyente y que tonifica el estomago después de una noche de fiesta.

Ingredientes (para una persona)

  • Sopas, de pan del día anterior
  • Dos dientes de ajo
  • Dos cucharadas de aceite
  • Media cucharilla de pimenton (opcional mezclar picante y dulce)
  • Sal

Preparación




Poner el agua con sal a hervir. Como 600 ml.


Añadir las sopas al agua hirviendo













Freír los dos ajos pelados en el aceite













Cuando los ajos estén dorados apartar del fuego, esperar que baje un poco la temperatura y añadir el pimentón (esto evitara que el pimentón se queme)













Echar sobre las sopas el refrito y dejarlo cocer suavemente quince minutos








NOTA: Si se quiere añadir huevo, este se bate y se añade al final, removiendo con una cuchara de madera al tiempo que lo añadimos despacito. La sopa queda con unos hilos de huevo muy característico. Si ademas queremos añadir jamón o chorizo este se añadirá al refrito de ajo antes de incorporarlo a la sopa.
Publicar un comentario