lunes, 19 de mayo de 2014

REPOLLO CON GULAS Y ALMEJAS

El repollo es de las verduras que mejor van con el pescado. Creo que la primera vez que lo probé fue con una famosa receta que hacían en un restaurante de Oviedo, Lubina con verduras, que algún día puede que transcriba aquí, en este momento no lo hago porque es un plato un poco mas laborioso y mas caro ya que ademas de lubina y repollo se utiliza marisco. Para momentos mas modestos podemos hacer este repollo con gulas y almejas, muy fácil de preparar, de sabor suave y equilibrado. Claro esta las gulas no debemos de confundirnos con "angulas", aunque he de suponer que hecho con angulas debe de estar magnifico, es una desgracia que el precio sea casi prohibitivo. De ahí, de la escasez de angulas es de donde surge las gulas, producto hecho con una pasta de pescado, harina de trigo o fécula de arroz, aceites vegetales y clara de huevo, finalmente para pintarles la linea que las hace sememejar a las angulas utilizan tinta de sepia.  Esta pasta con la que se crea este producto es el "surimi", que ya existía en el Japon. Como podéis sacar en conclusión es altamente proteico, aunque yo, personalmente no soy muy adepta a las gulas ni a los palitos de cangrejo, también hechos de surimi. Me parecen demasiado artificiales, no obstante no quiero ser radical y de vez en cuando si que acepto comerlas, bien sea en un revuelto o formando parte de algun plato, como es en este caso.

Ingredientes:

  • Repollo
  • Cuatro guindillas
  • 350 grs de almejas medianas
  • 400 grs de gulas
  • Tres ajos
  • Ocho cucharadas de aceite de oliva virgen




Preparación:

1º Partir el repollo en tiras y cocerlo en agua hirviendo con sal, o bien al vapor en microndas. Si se tiene un molde de silicona para cocer al vapor, se coloca el repollo sin agua y se pone a maxima potencia en el microondas durante ocho minutos. Si se cuece al modo tradicional, en agua, los tiempos serán de aproximadamente veinte minutos después de la ebullición,  o hasta que al probar un poco comprobamos qe esta tierno. Se ha de escurrir y reservar



1º Picar en cuadradillos pequeños los ajos, y pasarlos con las guindillas en el aceite hasta que tomen color











2º Añadir las gulas y rehogar















3º Añadir las almejas, después de lavarlas bien en agua fría para retirar las arenas que puedan contener.

4º Se taparan para que generen vapor y abrir las almejas










5º Por último añadir el repollo reservado, rehogarlo todo junto, cinco minutos y dejarlo reposar para que los sabores se mezclen.






NOTA: Si queréis hacer el plato mas económico, aunque no precisamente mas sabroso, podéis hacerlo solo con las gulas, sin las almejas. No es lo mismo pero es aceptable. Por ultimo si cocisteis en el microondas el repollo y al añadirlo os queda demasiado seco podéis añadir una o dos cucharadas de agua para que no se pegue, si tenéis caldo de pescado seria aun mejor.
Publicar un comentario