viernes, 9 de mayo de 2014

TERNERA RIZADA




La ternera rizada, en mi familia, es un clásico en la cocina, como podríamos decir. En esta época he dejado a un lado los platos con salsas en preferencia por los que usan menos aceite, pero dentro de mi recetario familiar esta esta ternera. Recuerdo como éste ha sido uno de los primeros platos de cocina que he hecho en mi adolescencia. Creo que en época de crisis es un plato de carne a tener en cuenta ya que con la cantidad de carne que  se usa para dos raciones, se multiplica mágicamente para cuatro comensales. La carne es uno de los alimentos que aportan proteínas a nuestro organismo, es nuestro paladar quien diferencia los distintos trozos de carne puesto que nuestro cuerpo no distingue en que sea solomillo, chuleta o brazuelo, nuestro cuerpo solo se fija si es proteína o no. Este plato es ideal para hacerlo con unos filetes de carne que resulten un poco duros, pues el guisado los hará como espuma.



Ingredientes:
  • 300 grs. de filetes de ternera
  • Media cebolla
  • dos ajos
  • Una rama de perejil. Pimienta. Sal
  • 150 ml de aceite de oliva
  • Medio  vaso de vino blanco
  • Un huevo
Preparacion:



Cortar los filetes en tiras de un centimetro  y medio de ancho


En el mortero, majar los ajos y la sal. Adobar las tiras de carne con este majado






Coger los extremos de cada tira entre el indice y pulgar y girar la tira pàra formar una especie de tirabuzón

 Rebozar en harina, huevo batido y pan rallado










 Freír en el aceite y reservar










Con el aceite de freír  hacer una salsa, Colar el aceite para retirar el pan rallado que haya quedado de freír las tiras de carne. Utilizar este aceite para hacer la salsa.






 Picar la media cebolla finamente y sofreirla hasta que quede transparente. Añadir  perejil, el vino blanco y un vaso de agua. Si la salsa queda muy liquida se puede espesar con 1/2 cucharilla de la harina de rebozo o bien una cucharada de pan rallado. Salpimentear.








Verter la salsa sobre la carne y dar un hervor de 15 a 20 minutos.







NOTA: Se puede comer con una ensalada que aportara menos calorías que las patatas fritas. También puede usarse como guarnición las verduras hervidas, o arroz, puré de patatas, o simplemente comerse sin ningún otro acompañamiento.

Publicar un comentario